Clamidia/Gonorrea

La clamidia es una enfermedad común de transmisión sexual causada por una bacteria (chlamydia trachomatis). Puede dañar los órganos reproductivos de una mujer, incluso hacer que no pueda tener un hijo. Debido a que los síntomas de la clamidia son leves o están ausentes, puede causar daños permanentes incluso antes de que una persona lo sepa.

Tres cuartas partes de las mujeres infectadas y la mitad de los hombres infectados no tienen síntomas. Con frecuencia, la infección no se diagnostica ni se trata hasta que se desarrollan complicaciones. En las mujeres, las bacterias inicialmente atacan el cuello uterino y el canal de la orina (uretra).

 

Las pocas mujeres con síntomas pueden tener un flujo vaginal anormal o una sensación de ardor al orinar. Cuando la infección se disemina desde el cuello uterino hasta las trompas de Falopio, algunas mujeres aún no presentan síntomas: otras tienen dolor abdominal bajo, dolor lumbar, náuseas, fiebre, dolor durante el coito y sangrado entre los períodos menstruales. Cada vez que la infección se propaga más allá del cuello uterino hacia el sistema reproductor superior, puede producirse un daño permanente. Esta es una de las razones por las que necesita saber si tiene clamidia antes de abortar. Si no recibe tratamiento con antibióticos, el aborto puede diseminar la infección en el sistema reproductor superior.

PROGRAME UNA CITA en una de nuestras sedes para realizarse una prueba de Clamidia

Resistencia a los antibióticos en la gonorrea

¿Sabía que …? El desarrollo de resistencia antimicrobiana en Neisseria gonorrhoeae (Gonorrea) es un problema de salud pública en crecimiento, en particular porque solo se recomienda una clase de antibióticos para su tratamiento.

A fines de la década de 1990 y principios de la década de 2000, comenzó a surgir resistencia a la ciprofloxacina en Hawai y la costa oeste, y en 2004, la resistencia a la ciprofloxacina aumentó en los HSH (hombres que tienen relaciones sexuales con hombres). En 2006, el 13.8% de los aislamientos mostraron resistencia a la ciprofloxacina, y estaba presente en todas las regiones del país, incluida la población heterosexual. El 13 de abril de 2007, los CDC dejaron de recomendar las fluoroquinolonas como tratamiento para las infecciones gonocócicas en todas las personas en los Estados Unidos.

Un desafío importante para monitorear la resistencia antimicrobiana emergente de N. gonorrhoeae es la disminución sustancial en la capacidad de los laboratorios para realizar las técnicas esenciales de cultivo de gonorrea necesarias para las pruebas de antibióticos. Para obtener más información, visite el sitio web: cdc.gov/std/Gonorrhea

PROGRAME UNA CITA en una de nuestras sedes para que le realicen la prueba de Gonorrea